Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

TOROS PARA RECORDAR - JABATILLO.

Publicado en por Asociacion Taurina Encierros de Navalcarnero

En la cuarta entrada de esta sección vamos a cambiar radicalmente de tipología de toro en cuanto a comportamiento se refiere. Hemos recordado anteriormente a toros muy bravos en el caballo e importantes en la muleta como Infeliz de Torrestrella o Rabosillo de Palha. Mencionábamos también a un toro muy fiero y de casta bruta como Juncal de Cebada Gago. Habiendo puesto por delante a estos tres toros tan encastados y con un comportamiento lleno de personalidad me entraban las dudas de incluir a nuestro siguiente protagonista. En la descripción entenderán el porque de mi recelo.

Jabatillo de Alcurrucén fue un toro manso, y se preguntarán como un toro manso puede ser un toro para recordar... El misterio de la selección tiene la clave. Pienso que es necesario mostrar este tipo de reacciones y descubrir a los aficionados los diferentes matices que hay en el comportamiento de un toro.

De salida el toro ya nos dio algo de información para intuir cual iba a ser su condición. Distraído, haciéndose el remolón y lamiéndose el hocico como un buey! Síntomas elocuentes de mansedumbre que se confirman cuando su matador (Sebastián Castella) tiene que ir en su busca a los mismos medios. Seguimos analizando el comportamiento. Al primer lance de capote pega un frenazo y en el segundo amaga con "irse de najas" pero hay algo que le va hacer quedarse...

Una vez que Jabatillo decide tomar el capote de Castella se ven las cositas buenas que puede tener el toro. Humillación, clase y recorrido. Mientras en el caballo tiene un primer arreón en el que empuja para después salirse suelto. En el segundo sale directamente de huída a la contraquerencia. Podemos catalogar perfectamente a este toro como manso. En banderillas se duele en alguno de los pares.

La cosa cambia cuando Sebastián coge la muleta y se queda a solas con Jabatillo. Aquí uno de los enigmas de la selección del toro bravo. La casta hace milagros y Jabatillo tuvo ese fondo encastado que le hizo quedarse y no parar de embestir hasta su muerte. Podía haber bajado directamente la persiana o haberse irse ido como un loco a tablas pero prefirió quedarse para romper a embestir como había demostrado en los lances capoteros del inicio. De repente el de Alcurrucén desarrolla una gran fijeza, humilla y coloca la cara con mucha clase. A ello hay que sumarle el ritmo y la profundidad en sus embestidas. El toro es noble y a la vez es exigente para el torero puesto que repite incansablemente. Ni tan siquiera bajó el pistón cuando se entregó a la muleta de Castella que le cortó las dos orejas. Jabatillo fue premiado con la vuelta al ruedo y compartió varios galardones de aquel San Isidro con otro toro que será protagonista en entradas venideras. De manso a superclase... ¡Qué lo disfruten!

La tablilla y Jabatillo en el ruedo de Madrid el 27/05/2015. Foto vía Twitter de Fernando Lozano.

La tablilla y Jabatillo en el ruedo de Madrid el 27/05/2015. Foto vía Twitter de Fernando Lozano.

Navalcarnero, 20 de Marzo de 2020.

Jorge de la Fuente.

Comentar este post