Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

TOROS PARA RECORDAR - RACHIDO.

Publicado en por Asociacion Taurina Encierros de Navalcarnero

La ganadería de Palha es quizás la más emblemática en la actualidad de la cabaña brava portuguesa. Los triunfos de sus toros en Las Ventas han hecho que se forje un reconocido prestigio entre los aficionados. Lo que no se entiende es la poca presencia que tiene ésta vacada en el coso venteño últimamente. Toros como Fusilito, Saltillo I, Saltillo II o el gran Rabosillo al que recordamos en las primera publicaciones son de esos animales de los que uno siempre tiene en la boca. Hoy vamos a hablar de RACHIDO. No es Rachido uno de los toros más bravos que Joao Folque haya lidiado en Madrid, pero quizás si sea el más espectacular. Fue un toro encastado al que le faltó bravura. ¿Y cómo es eso? Pues porque fue más poderoso que bravo.

Luis Bolívar es de esos toreros que sabes que siempre te va a enseñar al toro, aunque ello a veces vaya en su contra. Muchas veces el público confunde movilidad con bravura y eso es un poco lo que sucedió con aquella lidia. De salida Rachido desmontó un burladero sembrando el pánico. Para el caballo fue cumplidor. A la hora de la muleta el colombiano le dio mucha distancia para aprovechar la inercia de ese tren de mercancias. El toro iba de largo, repetía pero le faltaban finales, quizás algo de empuje también. Luis siempre apostó por esa transmisión que tenía el toro viniéndose de lejos y cuajó series de mucha importancia. Al final el de Palha tendía a salir un poco desentendido hacia la querencia. Ahí demostró el toro esa falta de bravura total para ser de vuelta al ruedo. La vuelta se la dieron gracias al generoso esfuerzo de su matador. Aún así Rachido es un toro del que los aficionados siempre se acuerdan en las tertulias o corrillos en los que sale el nombre de Palha.

Rachido nº139, 597kg, de ganadería de Palha. Foto: Las Ventas.

Rachido nº139, 597kg, de ganadería de Palha. Foto: Las Ventas.

Navalcarnero, 15 de Abril de 2020.

Jorge de la Fuente.

Comentar este post